Las páginas matutinas son un ejercicio de creatividad y autoconocimiento que nos propone Julia Cameron en su libro El camino del artista.

A modo de resumen, consisten en escribir cada día, nada más levantarse, tres páginas sobre lo que sea. Parece sencillo, ¿verdad?

Pero, ¿Cuáles son las reglas y por qué resultan las páginas matutinas un ejercicio tan potente? Vamos a profundizar sobre ello.

Reglas de las páginas matutinas

1. Escribir absolutamente todos los días. Pase lo que pase, estemos donde estemos.

2. Escribir sobre lo que sea: el día que hace, si te duele la cabeza, sobre que no tienes nada sobre lo que escribir, ¡cualquier cosa vale!

3. ¡No juzgar! Julia Cameron habla en su libro de algo llamado “El Censor”, una vocecilla interna que nos dirá que nada de lo que hacemos está bien. Ignóralo, estas páginas no son arte, solamente son un ejercicio. No tienen que estar perfectas, ni siquiera tienen que estar bien.

4. No las leas hasta pasadas 8 semanas. Es muy importante que no leamos estas páginas hasta que hayamos hecho el ejercicio durante mínimo 2 meses.

5. Las páginas matutinas son para ti, para nadie más. Están hechas para no ser leídas por nadie más que tú, así que escribe libremente, lo que te salga de dentro.

6. Deben ser escritas a mano, no a ordenador. Esto es importante para activar lo que llamamos, el flujo de la consciencia, es decir, la corriente de pensamientos.

7. Nada está mal. Nada de lo que escribas o pienses está mal. Puedes incluso aprovechar para escribir esas cosas que no te atreves a decir en voz alta, está bien. Lo importante es escribir, lo demás vendrá después.

La lectura

páginas matutinas - lectura

Cuando leemos lo que hemos escrito, la voz de nuestro Censor nos dirá lo mal que está hecho, lo malos escritores que somos y nos juzgará incluso por nuestros pensamientos, por ello no debemos leer el escrito hasta haber reunido al menos 60 días de páginas.

Al hacer esta lectura posterior, podremos ver cómo va mejorando el nivel de lo que escribimos, los patrones que seguimos e incluso descubrir cosas en las que no habríamos reparado de otro modo.

Es importante que esta lectura la hagamos a solas, en silencio y con un papel al lado para poder ir tomando notas, apuntes e ir analizando en cierto modo, nuestro subconsciente.

«¿Por qué hay que escribir las páginas matutinas?»
«Para llegar al otro lado: de nuestros miedos, de nuestra negatividad, de nuestros altibajos»

Beneficios de las páginas matutinas

1. Sirven como meditación. Al final una meditación es un momento de calma en el que pensamos sobre todo y nada a la vez.

2. Nos ayudan a la introspección. Si en la lectura descubrimos que muchas veces nos hemos quejado de nuestra relación de pareja, quizás sea momento de analizar cómo va esa relación.

3. Dibujan nuestro mapa interior. Tal como dice la autora en su libro, “es muy difícil quejarse de algo todas las mañanas, todos los meses, sin sentir el impulso constructivo de actuar”.

4. Son una gran fuente de ideas, ya que en un principio están pensadas para desbloquear nuestra creatividad.

5. Te liberan. Muchas veces, al escribir estas páginas nos encontraremos con que están llenas de negatividad y malos pensamientos, ¡pero no pasa nada! Al poner esos pensamientos sobre el papel, dejarán de estar dentro de nuestra cabeza y nos sentiremos más en paz.

Espero que con este post, os anime a vosotros también a probarlas y que me contéis qué os han parecido 😊

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?