Desde hace un par de años, la alimentación sana está en boca de todos. Con el nacimiento de movimientos como el realfooding, muchas son las personas que se han pasado a la alimentación sana. Pero, ¿cuál es realmente esa alimentación sana? ¿Cuánto hay de verdad y cuánto de mito? Esta semana, te contamos todos los mitos de la alimentación saludable.

Los alimentos light y sin azúcar

Los alimentos light o sin azúcar son uno de los mayores timos de la industria de la alimentación. Muchas veces nos hacen creer que los refrescos sin azúcar van a ser más sanos y que podemos tomar todos los que necesitemos cuando en realidad, muchos de ellos no llevan azúcar como tal, pero llevan otros sustitutos del mismo como puede ser la fructosa o la dextrosa.

En esos casos, lo mejor es leer la etiqueta nutricional y ver en realidad cuantos azúcares llevan.

La fruta después de comer engorda

Este mito se ha extendido muchísimo en la sociedad y es totalmente mentira. Las frutas llevan diversos componentes que son buenos para la salud y es uno de los alimentos que menos debería preocuparte si quieres adelgazar.

Tomar fruta es bueno la tomes como la tomes y cuando la tomes. Lo malo es mezclarla con azúcar, leche condensada u otros añadidos similares.

Todos los azúcares son iguales

Hace poco discutía con una amiga que me afirmaba que es mala la moda de eliminar los azúcares de nuestra dieta ya que los azúcares son un componente necesario para nuestro organismo.

Sí y no.

Existen dos tipos de azúcares principales:

Los azúcares intrínsecos. Son aquellos que llevan los alimentos por naturaleza, como puede ser la fructosa presente en la fruta. Esta fructosa no debemos confundirla con la que se añade en los alimentos ultraprocesados como pueden ser los refrescos. Estos azúcares son necesarios en nuestra dieta y no debemos prescindir de ellos. Al contrario, la fruta es uno de los alimentos por los que menos debemos preocuparnos si queremos perder peso o comer de forma más sana.

Azúcares añadidos. Son aquellos que se añaden a los alimentos de forma artificial durante su producción, cocción o consumo.

Para saber si un alimento lleva azúcares añadidos, debemos fijarnos en sus ingredientes, donde aparecerá la palabra azúcar o bien alguno de sus sinónimos (glucosa, dextrosa, fructosa, sacarosa, jarabe o sirope).

Según la OMS, estos azúcares no deben de suponer más del 5% de nuestra dieta.

Saltarse comidas adelgaza

Pues también, sí y no.

¿Si te saltas comidas adelgazarás? Probablemente. ¿Y si comes menos? Pues también.

Ahora bien, esto nos puede funcionar durante un tiempo. En cuanto volvamos a comer de forma normal y en las cantidades en las que solíamos comer, nuestro cuerpo recuperará enseguida la grasa perdida.

Además, si comemos menos durante el día, es más probable que tengamos más hambre a deshoras y lo compensemos picoteando cualquier guarrería que encontremos.

El gluten es malo

Mitos alimentación saludable - gluten

El gluten es malo solamente si eres celíaco. Si no tienes ningún tipo de intolerancia, no debes preocuparte por la ingesta del mismo.

Comer saludable es más caro

Comer de forma saludable no tiene por qué ser más caro ni más complicado que comer guarrerías. Con una buena planificación (haciendo por ejemplo un menú semanal o mensual) o métodos como el batch cooking (cocinar en una tarde para toda la semana) nos será incluso más simple que comer guarradas.

En España además la fruta y la verdura son de los alimentos más económicos que hay.

Por ejemplo, mis gastos del mes pasado en comida fueron:

90€ en supermercado (limpieza, pasta, arroz, legumbres, tofu, seitán, etc.)
30€ en fruta y verdura (que compro de forma semanal en una frutería al lado de casa)

El ejercicio físico compensa la comida basura

Algunas personas consideran que, al hacer ejercicio de forma regular, tienen la libertad de comer cualquier alimento que quieran y esto es falso.

El ejercicio tiene múltiples beneficios, pero no compensa el llevar una mala alimentación. Ambos hábitos deben de ser incluidos en nuestra vida.

Los huevos son malos

Durante años se ha extendido el mito de que los huevos son malos para el colesterol. Esto ha sido desmentido por varios estudios científicos indicando incluso que un huevo al día puede ser beneficioso para la salud.

Los suplementos son necesarios para tener una dieta saludable

Si consumimos todos los nutrientes que necesitamos de forma diario y semanal (cosa que podemos ver en una pirámide nutricional) no es necesario que lo complementemos con ningún suplemento.

Otra cosa sería que decidiésemos eliminar algún alimento de nuestra dieta, como la carne o el pescado, en cuyo caso debemos contactar con nuestro médico o nutricionista para que nos indique si necesitamos suplir su carencia con algún añadido a nuestra dieta.

Las dietas milagro

Nos harán perder peso de forma mucho más rápida, pero también ganarlo en cuanto abandonemos dicha dieta.

¿Qué otros mitos de alimentación conoces tú?

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?