El verano de 2017 fue una completa revolución en mi vida: tuve un cambio de trabajo, terminó una relación, una mudanza… De repente todas las estables de mi vida ya no eran en ningún modo estables y necesitaba que todo volviera a tener sentido en algún modo.

Algo similar, aunque no tan drástico, me ocurrió también este verano.

Y así fue como decidí crear mi propio mapa de vida; un plan para tener organizados los siguientes años de mi vida, una guía para no perder de vista mis objetivos, aunque la estabilidad desapareciera por completo de mi vida.

Los pasos para crear un mapa de vida son los siguientes:

1. Recopilar materiales

Lo primero que haremos será coger unas hojas de papel, un bolígrafo y unos rotuladores de colores, aunque si queréis hacerlo en digital, también es una opción excelente.

crear mapa de vida 2

2. Definir áreas

Estas hojas las dividimos en varios recuadros y titulamos cada uno de ellos con un área de nuestra vida. Las mías fueron: trabajo, estudios, relaciones sociales, vida amorosa, familia, desarrollo personal y salud.

Obviamente cada persona tendrá sus propias áreas y es labor de cada cual encontrarlas y ponerlas por escrito.

3. Los objetivos

El siguiente paso es rellenar con objetivos cada uno de estos recuadros.

Todo lo que se nos pase por la cabeza tendrá lugar en nuestros recuadros: quedar con alguien mínimo una vez al mes, lanzar algún proyecto secreto que tengamos, formar una familia, aprender fotografía, hacer ese curso de Photoshop que tenemos pendiente, adoptar un gatete, tener un perro… Todo lo que queremos conseguir en cualquier momento de nuestra vida lo colocamos en nuestros recuadros.

crear mapa de vida

4. Un código de colores

El siguiente paso es marcar una leyenda mediante un código de colores.

Por ejemplo:
Amarillo: De aquí a una semana
Naranja: Este mes
Rosa: Este trimestre

Ahora asignaremos un plazo de tiempo a cada uno de los objetivos que hemos preparado antes, y para que visualmente nos sea más sencillo distinguirlos los marcaremos con rotuladores de los colores asignados anteriormente.

5. Línea temporal

Una vez tengamos claro cuando queremos ver cumplido cada uno de nuestros objetivos es el momento de hacer una línea temporal y colocar cada uno de los objetivos en ella.

 Y ya tendremos listo nuestro mapa de vida y podremos tenerlo presente cada vez que perdamos de vista nuestros objetivos.

¿Qué te ha parecido? ¿Te resulta útil tener presente algo así en tu vida?