Hace unas semanas, os escribía un post sobre la falta de energía y cómo combatirla, pero, ¿qué pasa cuando ese agotamiento no es físico, sino que es un cansancio psicológico?

Lo primero que debemos hacer, para poder ponerle remedio, es reconocer cuando estamos psicológicamente cansados.

Síntomas del cansancio psicológico

1. Cansancio físico. Cuando nuestra mente está cansada y no puede dar más de sí, nuestro cuerpo lo refleja sintiéndose a su vez cansado.

2. Insomnio. Al estar nuestra cabeza llena de problemas y de estrés, es muy común que nos sea mucho más complicado conciliar y mantener el sueño.

3. Pérdidas de memoria. Al necesitar nuestra mente un descanso, a menudo no rige como debería y lo demuestra con olvidos de datos e información.

4. Anhedonia. Esto es, la incapacidad de sentir placer por las cosas. A menudo nos encontramos con que ya no disfrutamos como antes de cosas que solían hacernos felices.

5. Irritabilidad. Cuando nos pasa algo y no entendemos su razón de ser, a menudo nos mostramos más irritables con las personas que nos rodean y con nosotros mismos. Es importante que aprendamos a prestar atención a nuestros cambios de humor.

Causas del agotamiento mental

cansancio psicológico - causas

1. Estrés. A menudo al estrés se le llama “asesino silencioso” pues es la causa de muchísimos de nuestros males físicos.

2. Exceso de carga mental. Cuando nos ocurren demasiadas cosas en un corto período de tiempo (incluso aunque sean cosas buenas), nuestro cerebro siente que necesita parar y nos informa de ello de este modo.

3. Depresión. El cansancio mental es uno de los más frecuentes síntomas de la depresión. Es muy importante que si sientes más síntomas que podrían deberse a esto, acudas a tu psicólogo, psiquiatra o médico de cabecera para ponerle remedio.

4. Hipersensibilidad. Las personas que tienen una gran empatía o una sensibilidad extrema, se cargan durante el día con muchísimos problemas que nos les pertenecen.

Cómo ponerle remedio

1. Para y analiza. Es muy importante que nos paremos y analicemos qué es lo que está provocando esta situación en nuestra vida, ya que es complicado cambiar algo si no sabemos qué cambiar.

2. Descansa. Aunque parezca muy obvio, debes intentar tomarte descansos (tanto físicos como mentales) y encontrar tiempo para relajarte, aunque sea un ratito cada día.

3. Prioriza. A menudo el cansancio se produce por un exceso de carga mental, por ello es importante analizar qué es lo verdaderamente importante, qué no y qué podemos eliminar o delegar.

4. Exígete menos. No somos superhéroes y no siempre podemos llegar a todo, y no pasa nada. Sé consciente de tus limitaciones y no te pidas más de lo que puedas soportar.

5. Cambia tus hábitos. Revisa tu alimentación, tu dieta y el tiempo que dedicas al ejercicio físico. Los malos hábitos y el sedentarismo no ayudan en esta situación.

¿Sufres o has sufrido de cansancio psicológico? ¿Qué has hecho para superarlo?

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?