Aunque se han hecho numerosos estudios sobre la cantidad de emociones que existen, a día de hoy, no se ha llegado a ningún acuerdo sobre ello.

Desde Aristóteles que indicó que teníamos 14, hasta Paul Eckman que indica que hay 6, pasando por Darwin, que en su libro La expresión de las emociones en el hombre y los animales indicó que el hecho de poder expresarlas era una de nuestras ventajas evolutivas, muchas son las grandes mentes que han hablado sobre el tema.

Siendo así, ¿por qué sigue siendo un tema tan desconocido hoy en día y sobre el que nos enseñan tan poco?

Varios estudios sobre inteligencia emocional han determinado que el ser humanos parte de dos emociones básicas: el miedo y el amor, y todas las emociones restantes vienen derivadas de estos dos sentimientos.

Para poner un ejemplo, si yo siento ilusión porque mi hija me ha hecho un dibujo, lo en el fondo siento es amor hacia mi hija.

 Por el contrario, si siento enfado porque mi pareja llegue tarde a casa, lo que siento es miedo porque le haya podido pasar algo.

A parte de estas dos emociones tenemos las llamadas emociones primarias: alegría, ira, asco, tristeza, sorpresa y confianza. Según la intensidad de las mismas, podemos empezar a identificar las emociones secundarias: así por ejemplo la ira puede ser enfado (intensidad baja) o furia (intensidad alta).

A su vez, la conjunción de dichas emociones crea otras nuevas: por ejemplo, la mezcla de sorpresa y tristeza forma la decepción.

Esto lo definió Robert Plutchik como la rueda de las emociones.

rueda-emociones-identificar-emociones

Como identificar nuestras emociones

1. Identifica tu respuesta física. Lo primero que debemos hacer para reconocer nuestras emociones es encontrar la respuesta física que provocan: puede ser una aceleración cardíaca, dolor de estómago…

2. Pon nombre a ese sentimiento. Es necesario que sepamos nombrar correctamente la emoción que estamos sintiendo. Tal como he comentado antes, podemos sentir ira cuando en realidad lo que estamos sintiendo es miedo. Es importante identificar cada emoción de la forma más adecuada posible.

3. Encuentra el origen. ¿Qué es lo que te está provocando esta reacción? ¿Estás enfadado porque tu pareja llegue tarde o lo que sientes es miedo porque le haya pasado algo? ¿O quizás es tu propia inseguridad la que provoca esta respuesta? Analiza lo que sientes y por qué lo sientes.

Espero que, con estos consejos, te sea más fácil identificar todas tus emociones

Apúntate a nuestra newsletter y…

⭐ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

⭐ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

⭐ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

⭐ Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?