Aunque ya hemos hablado numerosas veces del cuidado propio en este blog, hoy quiero traeros unas rutinas de cuidado y amor propio que podemos practicar a diario en nuestra vida.

Escribir

Uno de los mejores hábitos que podemos incorporar a nuestra vida es el hábito de escribir cada día.

Al llevar un diario, o escribir cada día nuestras páginas matutinas, los pensamientos oscuros y negativos que rondan nuestra cabeza se quedarán en el papel en vez de a nuestro alrededor.

Además, al escribir diariamente, obtendremos otros beneficios como organizar mejor nuestros pensamientos, estimular la creatividad y mejorar nuestra memoria.

Agradecer

Aunque ya hablaremos en profundidad del hábito de la gratitud en otro post, el ser agradecido con las cosas que tenemos en nuestra vida, nos puede aportar cosas como:

Mejorar nuestra personalidad
Hacernos más optimistas
Ser más conscientes de todo lo bueno que tenemos
Hacernos más solidarios
Mejorar nuestra salud

Decir «no»

No siempre tenemos que aceptar todas y cada una de las cosas que nos propongan: decir no está bien y es muy sano. Nos ayuda a mejorar nuestra autoestima (ya que aprendemos a reconocer que hay cosas que no debemos hacer), a establecer unos límites y a reducir el estrés, entre otras cosas.

Revisar tus prioridades

Si has seguido nuestro reto de final de año, tendrás bien a la vista tus objetivos y propósitos de año nuevo.

Pero si no es así, te recomiendo que lo hagas, ya que mirar cada día hacia donde nos dirigimos, nos ayudará a hacer solamente aquello que de verdad nos guíe hacia nuestro objetivo y a no perder el camino correcto.

En cambio, si no tienes claros esos objetivos, te recomiendo hacer una auditoría de vida para saber hacia dónde quieres ir y cómo hacerlo.

Limita tu tiempo en las redes sociales

cuidado propio a diario - dejar el teléfono

Por mucho que las redes sociales sean una buena herramienta para comunicarnos con nuestros seres queridos y, además, conocer otras personas; es importante que aprendamos a ponerles un límite, ya que la sobreexposición a las mismas puede resultar dañina y contraproducente.

Al final, si tu vida es la de una persona normal, y te pasas el día viendo vidas perfectas y que parecen de ensueño, es fácil que pierdas de vista lo importante y sientas que tu vida no vale la pena ya que no es tan “perfecta” como aparentan serlo las de Instagram.

Hoy en día muchos teléfonos te permiten consultar el tiempo que pasas en cada aplicación, e incluso alguna app lo trae predeterminado. Si no, puedes utilizar una app como RescueTime que también te lo indica. La tienes disponible para Android y Apple.

Reserva un momento para ti

Muy a menudo, entre la vorágine del día a día y las múltiples obligaciones y tareas que nos imponen (y nos imponemos), es muy fácil que, aunque pases contigo el día entero, no tengas ni un solo momento destinado a ti.

 Haz cada día algo solamente por ti. Evidentemente no hace falta que sea un viaje o ir a un restaurante de lujo. Casi siempre, es suficiente con cosas pequeñas como un paseo, una copita de vino, escuchar una canción que te guste, o leer un poco.

Cuida tu salud

Cuidar nuestra salud es el acto de amor propio más sencillo y más importante que podemos hacer cada día por nosotros mismos. Al final, somos los únicos que estaremos siempre con nosotros y queremos que esa relación dure muchos años.

Hidrátate a menudo, haz ejercicio de forma regular y procura comer sano, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

¿Te cuidas a diario? ¡Cuéntame cómo en los comentarios! 😊

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?