Cuando estoy nerviosa o estresada por algo, una de las cosas que más me relaja es moldear.

Trabajar con las manos una masa blanda hace que nuestro cerebro desconecte y fluya convirtiendo el modelaje en una de las actividades más relajantes que existen.

Por eso, como el tiempo de ocio también es una parte muy importante de nuestra vida, hoy te hablo de ello.

Actividades relajantes: moldear

Tres técnicas mediante las que podemos practicar este hobbie:

Pasta de modelar

La pasta de modelar es muy sencilla de utilizar tanto para niños como para adultos. Es un material muy barato (en el Alcampo tienen un kilo a menos de 5€) y fácil de trabajar que no requiere materiales complejos ni especializados. Se seca al aire libre.

Podemos usarla para hacer adornos de Navidad, bisutería, o incluso bandejas para nuestro hogar.

hobbie relajante - modelar

Arcilla

La arcilla es un material aún más barato que la pasta de modelar, aunque algo más complicado de trabajar. Necesita un horno para secarse y pintura especial.

Aunque la arcilla es accesible en casi cualquier centro comercial, muchos ayuntamientos y centros comerciales ofrecen cursos completos que incluyen los materiales.

hobbie relajante modelar gatos

Pasta de sal

La pasta de sal es sin duda la más sencilla de conseguir y la más apta para niños, ya que la podemos hacer en casa con los productos de nuestra despensa.

Los materiales que necesitaremos son:

1 parte de sal
1 parte de agua
2 partes de harina

Amasamos la mezcla, ¡y listo!

Yo suelo usar un vaso como medida. Con un vaso de harina, ½ de agua y ½ de sal queda una buena cantidad.

Esta pasta seca al aire libre y su principal inconveniente es que se rompe con facilidad, así que tenemos que asegurarnos de juntar bien las diferentes partes de nuestro proyecto.

¿Qué te parece el modelaje? ¿Lo has probado alguna vez?