Aunque las películas de Disney nos pinten el amor como si de magia se tratase, a menudo las relaciones humanas son algo más complejo que eso y no basta la magia para que una relación funcione.

 Por ello, hoy quiero daros unos consejos para mejorar nuestra relación de pareja.

¿Qué puedes cambiar tú?

Cuando algo va mal en nuestra relación, lo primero que nos sale siempre es echarle la culpa al otro: si no hiciese esto, si cambiase aquello… cuando más a menudo de lo que pensamos, la clave está en nosotros mismos.

Esto lo explica muy bien Stephen R. Covey en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva con el enfoque de dentro hacia fuera: ¨Si uno quiere tener un matrimonio feliz, tiene que ser el tipo de persona que genera energía positiva, (…) Si uno quiere despertar confianza, debe ser digno de confianza.”

 Así que hoy te pido que reflexiones: ¿Qué puedes hacer tú para mejorar tu relación? ¿Cómo puedes ser mejor novio o amante?

Tiempo de calidad para vosotros

En la vorágine del día a día, con los trabajos, los amigos, los hijos a veces, es muy fácil que, en un afán de prestar atención a todo, descuidemos a la persona que tenemos al lado.

Yo recuerdo vivir con mi pareja y sin embargo pensar que no teníamos tiempo el uno para el otro, vernos cada día y sin embargo tener la sensación de que hacía meses que no estábamos juntos.

Y eso ocurría porque, aunque pasásemos juntos la mayor parte del día, no era para nada tiempo de calidad centrado en el otro.

 Así que piensa, ¿cómo es el tiempo que pasas con tu pareja? ¿Es tiempo de calidad, compartís vuestros sueños y anhelos, os miráis a los ojos; o simplemente coexistís? Si es necesario, procura buscar a lo largo de esta semana, un ratito solo para vosotros dos y hacer algo juntos: un picnic en la alfombra del salón, una competición de cocina…

Los pequeños detalles

Está muy bien que os deis regalos por San Valentín y en vuestros cumpleaños, pero a veces viene bien hacernos un pequeño detalle solo porque sí, para recordar que nos seguimos queriendo.

El lenguaje que utilizáis

mejorar relación de pareja - lenguaje

Al margen del lenguaje claramente inapropiado como pueden ser gritos o insultos, a menudo utilizamos un lenguaje que, aunque no nos demos cuenta, puede resultar hiriente o generar más conflicto.

Algunas de las cosas que podemos cambiar son:

En vez de decir “me has hecho sentir mal”, podemos decir “esto me ha hecho sentir mal”. En la primera, atacamos a nuestro interlocutor, mientras que en la segunda expresión indicamos concretamente lo que nos ha dañado.

En vez de decir “siempre haces lo mismo”, podemos decir “Siento que esto ocurre muy a menudo”. Las expresiones totalitarias como siempre o nunca suelen hacer sentir mal a nuestro interlocutor y normalmente no son correctas.

Instrucciones

Aunque parezca que las normas y las instrucciones son algo rígido e intransigente que solamente necesitan los niños, puede venir muy bien crear unas para nuestra relación de pareja.

Porque, ¿realmente es tan mala idea poner por escrito aquello que esperáis de una relación? Al fin y al cabo, las normas existen sí o sí, aunque estén en nuestra mente. Ponerlas por escrito solo ayudará a que estén más claras y sepamos los dos que espera el otro de nosotros.

Me encanta como lo cuenta este artículo de la columna Modern Love, del New York Times: Un contrato para seguir enamorados.

¿Añadirías algún punto más a la lista?

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?