Tanto si eres autónomo, como si eres uno de los pocos afortunados que pueden trabajar en casa por cuenta ajena, sabrás que el no estar en una oficina a menudo no es tan idílico como lo pintan. Si bien tiene numerosas ventajas, la distracción es mucho más sencilla al no contar con alguien que nos vigile.

 Por eso hoy, como estoy segura de que más de una vez has caído en alguna de estas costumbres que nos hacen ser menos productivos, quiero contarte los 5 errores que no debes cometer al trabajar desde casa.

Trabajar en pijama

Si bien es muy cómodo el no tener que pensar qué ponerte cada día y poder llevar un chándal en vez de un incómodo traje, el trabajar en casa en pijama es una de las cosas que es más importante evitar. Al no vestirnos, sentimos que realmente no estamos trabajando, y afecta a nuestra mente haciéndonos menos productivos e incluso llegándonos a plantear el volver a la cama.

No seguir unos horarios

Una de las principales razones que lleva a la gente a pedir trabajar desde casa o a emprender un negocio es la flexibilidad horaria: el poder recoger del colegio a nuestros hijos, o salir a cenar con nuestra pareja sin que haya un jefe pidiéndonos hacer horas extras es algo realmente tentador. Pero si añadimos demasiada flexibilidad a nuestra vida es probable que nos acabemos levantando a las 2 de la tarde, estemos 6 horas viendo series y finalmente se nos vaya el día sin haber adelantado nada de trabajo.

Aislarte

Siempre he pensado que lo más bonito de los trabajos en los que he estado ha sido la gente de la que me rodeaba, que hacía los días mucho más amenos y divertidos. Obviamente esto desaparece al trabajar desde casa, por eso es muy importante que tratemos de buscar esa compañía por otro lado; bien en nuestro entorno más cercano, bien yendo a algún coworking, alquilando una oficina entre amigos o quizás uniéndonos a un grupo de coworking online como SinOficina (prometo que no me patrocinan, solo me hacen muy feliz 😊)

No salir de casa

Cuando trabajamos desde casa perdemos esa rutina de salir al exterior y a menudo, sobre todo si tenemos mucho trabajo y este nos encanta, nos podemos dar cuenta de que llevamos 3 días seguidos sin ver la luz del sol. Por ello es importante buscar alguna actividad en el exterior, pedir ayuda a nuestros amigos u obligarnos a salir a dar paseos.

Improvisar demasiado

Si bien es cierto que no tenemos que tener todo nuestro día cerrado y cuadriculado, sí es importante que sepamos cada día qué debemos hacer y no perder tiempo en tareas que no nos hagan avanzar. Para ello podemos ponernos unos objetivos mensuales, una lista de 3 tareas que hacer cada día o dedicar un día de la semana a cada una de nuestras tareas (por ejemplo, lunes a marketing, martes a creación de contenidos, miércoles a formación, etc.)

Y tú, ¿cuáles de estos errores cometes?

Apúntate a nuestra newsletter y…

★ Recibirás contenido de calidad y cero SPAM.

★ Te enterarás en primicia de cualquier lanzamiento que hagamos.

★ Aparecerán en tu bandeja de entrada regalitos sorpresa de vez en cuando 😊

 Una guía gratis para aprender a hacer La Rueda de la Vida será tuya al instante.

¿Damos juntos el primer paso?